Lo que necesita saber sobre la integración en la nube para su empresa. Las empresas de hoy en día sirven para muchos propósitos diferentes y tienen sus propios conjuntos de objetivos y valores únicos que los distinguen en las industrias que representan. Sin embargo, una similitud global que comparten todas las empresas es la eventual necesidad de cambio.

 

Para muchas organizaciones, este cambio está respaldado, o en muchos casos impulsado, por nuevas tecnologías disruptivas que aumentan la escalabilidad del negocio al tiempo que mejoran la eficacia operativa. Las herramientas y plataformas de transformación digital que facilitan las estrategias de integración en la nube pueden considerarse uno de estos impulsores del cambio moderno.

 

Sin embargo, el concepto de integración en la nube puede ser difícil de entender para algunos, por no hablar de cómo puede aportar un valor real a una empresa. A continuación, analizaremos todo lo que necesita saber sobre la integración en la nube y cómo puede apoyar la estrategia de transformación digital de su empresa.

 

¿Qué es exactamente la integración en la nube?

 

La integración en la nube es la combinación de sistemas, servicios y tecnologías basados en la nube para crear una infraestructura funcional y cohesionada para una empresa.

 

Aunque la integración en la nube no es una tecnología o herramienta única, permite a las empresas romper los silos de software y servicios en toda su organización. Las plataformas de integración en la nube permiten a las empresas unificar sus sistemas, aplicaciones y datos en un solo lugar, tanto si se gestionan en las instalaciones como en la nube. 

 

Para las organizaciones que desarrollan sus estrategias de transformación digital, las integraciones en la nube se han convertido en un elemento básico para seguir siendo relevantes en sus sectores y mantener las ventajas competitivas.

 

A medida que la tecnología sigue acelerando, las organizaciones buscan mejores formas de consolidar sus aplicaciones y servicios al tiempo que agilizan las operaciones. Esto está empujando a las empresas a replantearse su enfoque del desarrollo de la infraestructura, dando prioridad a las soluciones más digitalizadas en el negocio. Esto se ha demostrado tanto en las pequeñas como en las grandes empresas que han visto un aumento del 70% en el número de aplicaciones empresariales desplegadas en cuatro años.

 

La nube está revolucionando la forma en que las empresas abordan la integración de datos y les ayuda a ganar la vieja batalla contra los silos de datos. La integración en la nube y las herramientas de integración en la nube han abierto un mundo de nuevas oportunidades para las organizaciones que desean conectar sistemas dispares. Las empresas se han beneficiado enormemente de:

 

    • Flexibilidad en la forma de compartir, almacenar y acceder a los datos
    • Escalabilidad que permite cambios rápidos
    • La capacidad de combinar todas las aplicaciones en la nube y los sistemas locales
    • El empleo de la integración en la nube ofrece a las empresas un acceso y una visibilidad completa de sus datos, así como una mejor conectividad funcional.

 

  • Entender los beneficios de la integración en la nube

 

Uno de los muchos beneficios de la integración en la nube es la forma en que rompe los silos de datos. La eliminación de estas barreras de acceso a los datos mejora la colaboración y facilita un análisis más profundo. ¿Qué otros beneficios tangibles se pueden obtener mediante la integración en la nube? A continuación se enumeran algunas de las formas en que las empresas se benefician:

 

  • Mayor fiabilidad del sistema

 

Como empresa en crecimiento, garantizar una fiabilidad constante de los sistemas y servicios gestionados en las instalaciones puede ser lento y costoso. Las integraciones en la nube permiten una baja latencia y sistemas basados en la nube altamente interactivos. Al conectar todos estos servicios bajo una plataforma unificada, las organizaciones también pueden beneficiarse de las herramientas de gestión de datos impulsadas por la IA para mejorar varios aspectos de su negocio. Sin embargo, para beneficiarse de estas herramientas impulsadas por la IA, las organizaciones necesitan tener acceso a mayores conjuntos de datos que puedan ser analizados. 

 

Al desplegar la analítica de big data dentro de las integraciones basadas en la nube, las empresas pueden obtener métricas clave sobre cómo mejorar su eficiencia operativa mientras se aseguran de seguir siendo competitivas en su industria.

 

  • Mayor agilidad

 

Uno de los beneficios significativos asociados con las integraciones en la nube es la capacidad de una organización para permanecer ágil al aprovisionar recursos de TI para el negocio. Operar en la nube ofrece a las empresas niveles significativos de flexibilidad a la hora de desplegar nuevas soluciones, conectar servicios de negocio y escalar las infraestructuras de TI para soportar la creciente demanda de los clientes y las cambiantes condiciones del mercado.

 

  • Reducción del gasto

 

Una de las principales razones por las que las empresas confían cada vez más en las tecnologías basadas en la nube es el impacto positivo en el gasto general de la empresa. La transición de las soluciones locales a la nube significa que las empresas pueden reducir las limitaciones de ancho de banda impuestas a los equipos internos para gestionarlas. 

 

Esto reduce el coste total de propiedad y libera considerablemente a las organizaciones para invertir en otras áreas de misión crítica de la empresa.

 

Tipos de modelos de servicios de integración en la nube

 

A la hora de decidir cómo llevar a cabo el traslado de una empresa a la nube, existen diferentes modelos de servicios de integración en la nube entre los que elegir.

 

IaaS – Los modelos de infraestructura como servicio están diseñados para permitir a las empresas utilizar sus propias aplicaciones y plataformas mientras usan recursos informáticos alojados, incluyendo soluciones de almacenamiento, hardware de red y servidores.

 

PaaS – Los modelos de plataforma como servicio proporcionan a las empresas una plataforma alojada para centrarse en el desarrollo de sus aplicaciones, herramientas y tecnología empresarial. Las soluciones PaaS son ideales para las organizaciones que desean confiar en proveedores externos para gestionar sus sistemas operativos, protocolos de seguridad y copias de seguridad de software.

 

SaaS: las soluciones de software como servicio son modelos de suscripción de servicio completo que permiten a las empresas depender únicamente de proveedores de nube de terceros para obtener recursos informáticos escalables, almacenamiento y seguridad de datos y uso de aplicaciones.

 

Riesgos a tener en cuenta

 

Aunque el paso a la nube puede ser beneficioso en varios sentidos para muchas organizaciones, es esencial comprender los riesgos específicos asociados a la integración.

 

  • Cambios en el cumplimiento.

 

Al comenzar las integraciones en la nube, las organizaciones deben comprender las responsabilidades específicas en lo que respecta al cumplimiento de la normativa. 

 

Dependiendo del sector, las leyes particulares regulan cómo se comparten y almacenan los datos de los clientes, independientemente de si se almacenan en las instalaciones o en la nube. Al migrar a la nube, se aplican ciertas normas de “cumplimiento compartido”, y las empresas deben investigar cuidadosamente a sus proveedores de la nube para asegurarse de que cumplen las normas estipuladas.

 

  • Aumento del tráfico remoto.

 

Aunque el paso a la nube puede ayudar a unificar los sistemas y a crear niveles de visibilidad mejorados en todos los sistemas, las plataformas basadas en la nube también son propensas a recibir una mayor cantidad de tráfico remoto que accede a los servicios y bases de datos conectados. Este aumento del tráfico de red puede prevenir riesgos de seguridad si no se supervisa adecuadamente.

 

  • Posibles complejidades de la migración.

 

Como ocurre con cualquier integración en la nube, siempre hay posibles bloqueos operativos que dificultan la racionalización de las transiciones. 

 

Aunque muchos de estos obstáculos pueden evitarse con una planificación estratégica y una hoja de ruta de integración en la nube, las organizaciones deben tener cuidado con la ley de los rendimientos decrecientes. En algunos casos, innovar innecesariamente puede no tener sentido para todas las piezas operativas del negocio, y la mejor opción puede ser simplemente mejorar ciertos procesos antes de forzar una solución basada en la nube.

 

Las integraciones en la nube seguirán impulsando el crecimiento de casi todos los negocios e industrias, ya que siguen evolucionando con las crecientes demandas de los consumidores de hoy en día. Tanto si busca agilizar ciertos aspectos de su negocio como si está en proceso de ejecutar una transformación digital completa, las integraciones en la nube pueden proporcionar a su organización niveles de agilidad y beneficios de ahorro sin precedentes.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *